Noticias

Premio merecido

Desde que llegó a la cantera de Lezama con 10 años no ha dejado de crecer y de demostrar que tiene un gran potencial como futbolista. Aitor Paredes ha ido subiendo peldaños en las categorías inferiores con cautela y paso firme hasta alcanzar el Bilbao Athletic con tan solo 19 años.

El joven central internacional con la Selección Española ha conseguido dar un paso más en su carrera, tras debutar con el segundo equipo bilbaíno ante el SD Leioa en Sarriena. Aitor ha completado los 90 minutos a muy buen nivel, pero no ha podido evitar la derrota de su equipo por la mínima (1-0).

A pesar del resultado, un día para recordar y un premio merecido para un jugador que a corto medio plazo está llamado a ser uno de los líderes de la zaga del cuadro vasco. Solo queda un pasito. San Mamés le espera.